‍Beka Finance ha coordinado la colocación; el 65% de los compradores han sido extranjeros.

La región portuguesa de Las Azores ha colocado 180 millones en bonos a siete años con gran éxito. Pagará un cupón del 1,448%, lo que supone un diferencial de 77 puntos básicos sobre el bono soberano portugués al mismo plazo.  Las islas tienen una calificación de grado de inversión por parte de Fitch y DBRS, con BBB- y BBBL, respectivamente, y una nota de Ba1, un escalón por debajo, según Moody's.

Las entidades financieras que han participado en la operación son BBVA, Crédit Agricole, Banco Invest y Beka Finance, que ha sido el bookrunner de la venta. Fuentes financieras señalan que la demanda ha sido de 250 millones de euros, lo que ha permitido afinar el precio. Además, el 65% de la emisión ha sido comprada por inversores extranjeros.

Fernando Delgado, director de originación de renta fija de Beka Finance, explica que, “a pesar del entorno de incertidumbre generado por el Covid-19, seguimos estando muy activos". "Además de esta operación con el Gobierno de Azores que acabamos de ejecutar, tenemos otros mandatos a corto y medio plazo para España y Portugal en proyecto”, añade.

Esta es la cuarta operación de la entidad en Portugal. El gobierno de la región autónoma de Azores dio mandato a Beka Finance y a Credit Agricole para realizar una emisión de bonos a 10 años por 223,5 millones de euros en julio del año pasado. La compañía portuguesa de infraestructuras energéticas Efacec se estrenó en el MARF con una emisión de bonos por 58 millones de euros. Beka fue coordinador global de la operación, también en julio de 2019. En diciembre del año pasado, BEKA fue bookrunner de la reapertura de un bono con vencimiento en 2024 de la compañía portuguesa de construcción e infraestructuras Mota Engil.

Publicado por Cinco Días

Leer artículo completo
No items found.