Beka AM ha logrado levantar un total de 60 millones de euros en el cierre definitivo de su fondo de capital riesgo Cuanimen Social Impact Fund.

La fidelidad y la confianza de los partícipes de fondos anteriores constituyen la base del proyecto, pero un enfoque novedoso, que combina la inversión en empresas de impacto social y en FinTech, ha permitido elevar el nivel de recursos muy por encima del objetivo inicial de captar 40 millones de euros.

«La profundidad actual del mercado da cabida a un fondo de este tipo. Se ha alcanzado un elevado grado de madurez en ambos segmentos, con numerosas opciones para invertir», subraya Ramiro Martínez Pardo, director de inversiones FinTech del fondo.

Entre 10 y 12 inversiones

El vehículo realizará entre 10 y 12 inversiones hasta junio de 2023 apostando por proyectos que busquen resolver los problemas más acuciantes a los que se va a enfrentar España durante las próximas dos décadas.

En este sentido, el director de Impacto Social y Compromiso Cívico de Cuanimen, Rodrigo Aguirre de Cárcer, explica que el fondo se centrará en cuatro áreas: educación, “donde queremos reducir el fracaso escolar y elevar la nota media de las escuelas”; agricultura y alimentación, medio ambiente y sostenibilidad; e inclusión social.“ Y cada inversión deberá cumplir una serie de métricas propias para calcular su impacto social”, agrega.

Del lado de la inversión en FinTech, Martínez Pardo precisa que el vehículo pondrá el foco en empresas de pagos, neobancos y en gestión patrimonial (wealthtech), “tres segmentos convergentes que buscan cambiar y hacer más sencilla la relación de la gente con el dinero”.

Cuanimen pretende liderar rondas de financiación iniciales, en fase semilla, de empresas que cumplan con los requisitos de inversión del fondo. De este modo, y gracias al respaldo de la infraestructura del grupo Beka, se podrá acelerar su crecimiento.

El ticket medio de entrada en los proyectos oscilará entre los 500.000 euros y los 1,5 millones de euros, a fin de poder acompañar a las empresas durante su crecimiento y participar en sucesivas rondas de financiación.

Durante el proceso de recaudación, el grupo ya ha invertido en dos empresas FinTech. Se trata de Rebellion (neobanco) y Heytrade (wealthtech) y el fondo está ultimando su primera inversión social con su entrada en una universidad.

El objetivo de rentabilidad de Cuanimen, que no aspira a tomar participaciones mayoritarias en las empresas, se sitúa en el 8%,según sostienen los responsables del nuevo fondo.

Publicado por Expansión.

No items found.